viernes, 3 de julio de 2009

Historia


Historia de la Adoración Nocturna

Nace en 1809 en Roma, con el objeto de Adorar al Santísimo Sacramento durante las noches en el Jubileo de las 40 horas, su iniciador fue el sacerdote Santiago de Sinibaldi, canónigo de Santa María in Vía Lata.

En 1815 se erige canónicamente como cofradía, bajo el patrocinio de la “Santísima Virgen María” y de “San Pascual Bailón”, con cede central en Roma.

En 1824 León XII la eleva a Archicofradía; y para 1906 Pío X le concede el privilegio de agregarse en perpetuo todas las Asociaciones o Pías Uniones canónicamente erigidas que tienen por objeto la Adoración Nocturna del Santísimo Sacramento.

A partir de su fundación, todos los Sumos Pontífices han sido Adoradores, Pío VII, León XII, Pío VIII, Gregorio XVI ...; León XII la enriqueció con singulares favores, Pío XI y Pío XII mandaron a imprimir a expensas propias el Ritual de la Adoración Nocturna.

Su santidad Juan XXIII vio con complacencia el desarrollo de la Adoración Nocturna Mexicana.


La Adoración Nocturna en México

En México, la Adoración Nocturna nació el 5 de febrero de 1900, en el Templo Expiatorio de San Felipe de Jesús en el Centro de la Ciudad de México, sede hasta hoy del Consejo Nacional; su primer Director Espiritual, fue Mons. Dr. Don Manuel Fulcheri y Pietra Santa.

El 5 de mayo de 1904, fue agregada a la Prima Primaria de Roma, y el Papa Pío X la elevó a la categoría de Archicofradía el 29 de junio de 1913, facultando a su Consejo Nacional para agregar a todas las Asociaciones Eucarísticas que se establecieran dentro del Territorio Mexicano con los mismos Estatutos y el mismo título de Adoración Nocturna, a fin de que pudieran disfrutar de todas las gracias, indulgencias y privilegios concedidos por la Santa Sede a la Prima Primaria de Roma.

Desde entonces La Adoración Nocturna Mexicana se ha extendido con éxito; gracias al favor de Dios, cuenta actualmente con secciones en todos los estados de la Republica.




La Sección Adoradora Nocturna de San Juan Bautista Coyoacán

El primer y único antecedente que se conoce de la Adoración Nocturna en esta parroquia, es el grupo de la ACJM (Acción Católica de la Juventud Mexicana), pues entre sus miembros surge la inquietud de organizar una Sección de Adoración Nocturna.

El 13 de mayo de 1921, siendo Párroco de la Villa de Coyoacán el presbítero Don Antonio María Sanz Cerrada, según consta en el Certificado de erección, fue inaugurada la Sección Adoradora Nocturna de San Juan Bautista Coyoacán, bajo la advocación “La Ascensión del Señor”, tocando el privilegio de ser su primer Presidente al Hermano Don Manuel Velásquez.

Por gracia de Dios y el fervor de los Fundadores y los primeros Adoradores, se conformó una sección grande en número de socios, pero más grande aún en fe y convicciones, pues sin ello hace mucho tiempo que habría sucumbido. Sin embargo, ha sobrevivido, incluso al periodo más crítico de la Iglesia en México.

Durante la persecución religiosa de 1927, gran parte de sus miembros celebraron vigilias de oración en casas, a escondidas del gobierno. Algunos Hermanos (como el Hno. Francisco Luna), dispuestos a ofrendar su vida para que Jesucristo Sacramentado volviera a nuestros altares, defendieron la fe en Jesucristo y a nuestra madre la Iglesia uniéndose a los Cristeros.

Con el conflicto en pie, en enero de 1929 se determinó la reorganización de la Sección Adoradora, se celebró el 16 de marzo de 1929 una primera junta de consejo en tres grupos, 1° Centro de Coyoacán, 2° Los Reyes y la Candelaria; y 3° San Pablo (Tepetlapa) y Santa Úrsula (Coapa). Algunos de sus miembros, entre ellos el Hno. Miguel Cedillo (uno de los fundadores) buscaron a sus hermanos Adoradores dispersos entre los Barrios de Coyoacán y Pueblos vecinos, igualmente hicieron promoción a que se integraran nuevos miembros a esta Bendita Obra, concientes del peligro que corrían, pero dispuestos a llevar hasta las últimas consecuencias su amor por Jesús Sacramentado.

Una 2ª. Junta se llevó a cabo el 14 de julio de 1929, y el 27 de julio del mismo, se celebró una Vigilia Solemne para pedir a Dios Nuestro Señor por el feliz término del conflicto religioso.

El 28 de noviembre de 1929 se celebró una tercera junta para reinaugurar el 2° Turno, bajo la advocación de “Nuestra Señora de Guadalupe” y la celebración de su Titular el 12 de diciembre.

El 5 de enero de 1930 el consejo directivo acordó en su 4ª. Junta la celebración de la Solemne Vigilia del 9° Aniversario de la Fundación de la Sección. También se formaron comisiones, para que reiniciado el culto, asistieran a los sacerdotes en las misas en los diferentes pueblos vecinos, Los Reyes, Santa Úrsula, San Francisco, Santa Cruz y Xoco.

En Enero de 1930 al disminuir un poco el conflicto y superando todas las adversidades, los Adoradores Nocturnos de ésta sección reanudaron oficialmente la celebración de sus vigilias en el Templo de esta Parroquia.

En nuestra sección siempre ha sido importante el trabajo y la dedicación de las mujeres, sobre todo en las Vigilias Solemnes, como la de Aniversario, y las Titulares de turno; Sin embargo, oficialmente se integran como turno, con toda su estructura, hasta 1980, bajo la advocación de “La Asunción de María Santísima” llamándoseles en aquel entonces el turno de Honorarias, hoy Adoradoras Activas.

También son parte importante de nuestra historia, nuestros Directores Espirituales, ya que con su guía y apoyo, han hecho posible la prosperidad de nuestra querida obra en esta parroquia, a ellos nuestro muy sincero agradecimiento y reconocimiento Fr. Juan de Dios García (actual), Fr. Hilario Oseguera (actual Vicedirector), Fr. Roberto Valencia, Fr. Roberto Rosas, Fr. Mateo López, Fr. Fernando Parra, Fr. Romualdo Rangel, Fr. Federico Ramírez, Fr. Salvador García, Fr. Ricardo Cerda, Fr. Raúl Vázquez, por mencionar sólo algunos de los más recientes.

Desde sus inicios hasta el día de hoy, han formado parte de esta sección de Adoradores Nocturnos, un gran numero de hombres y mujeres, que fieles a su promesa y firmes en su fe; con sus oraciones, su trabajo y su testimonio, la formaron, la han sostenido y la siguen sosteniendo en sus hijos, nietos, y nuevas generaciones a quienes han legado esta bendita obra, la mejor herencia que puede recibir un hijo; como dijera un hombre plenamente enamorado de Jesús Eucaristía, que con su ejemplo y de viva voz dijera a su familia antes de partir a la morada eterna: “No les dejo riquezas, ni abundantes bienes materiales, pero los dejo unidos y a los Pies de Jesucristo Sacramentado, esa es su herencia”.

Otros muchos han preferido olvidarse de la promesa hecha un día a los pies del Santísimo Sacramento y se han retirado, por ellos seguimos pidiendo a Jesús Sacramentado para que pronto vuelvan a ocupar ese lugar tan privilegiado que han dejado vacío.

Algunos más, movidos por el celo apostólico de dar a conocer el amor de Jesús Sacramentado por medio de la Adoración Nocturna, se convirtieron en fundadores de nuevas Secciones Adoradoras.

Con altas y bajas, unidos en las buenas y en las malas, pero siempre con el favor de Dios, orgullosos decimos que continúa el culto al Augusto Sacramento y sigue la historia de la Sección Adoradora Nocturna en y de San Juan Bautista Coyoacán.

Videos Adoracion Nocturna en Coyoacan

Loading...